La realidad y “nuestra realidad”

June 6, 2022

l

Alfonso Aponte

Nuestra visión de la vida usualmente es solo una realidad construida. Nacimos sin limitaciones para lo que queramos o no hacer. Las limitaciones son artificialmente creadas. Lo que nuestros pensamientos pueden identificar como imposible, puede ser posible para alguien más que tenga una mente más empoderada.

Nuestro cerebro fue creado como una máquina extraordinariamente poderosa, pero, desafortunadamente mucha gente no saber cómo utilizar ese gran poder. La razón por la cual nuestro subconsciente es tan poderoso es porque es una máquina de búsqueda continua de resultados. Nuestra mente trabaja por medio del prueba y error (Trial and Error) y hará los ajustes necesarios a través del tiempo hasta alcanzar los objetivos para lo que fue programada.

Una de las razones por la que muchas personas fallan en utilizar todo el poder de su mente es simplemente porque olvidan aplicar el proceso de prueba y error para avanzar. En otras palabras, tienen miedo de fracasar, por ello, nunca quieren cometer los errores que nuestros cerebros necesitan desesperadamente para alcanzar nuestros objetivos. Otra razón es porque tienen creencias limitadas (limitaciones artificiales) que existen solo en sus mentes y han sido creadas a través de su interpretación de eventos del pasado.

Todos tenemos diversas percepciones del mundo que son un resultado de nuestras experiencias del pasado y la forma en que hemos decidido reaccionar consciente o inconscientemente a estos eventos.

Recuerde que la realidad de otros no es nuestra realidad.

Nuestra realidad esta basada en nuestra interpretación personal sobre el mundo en que vivimos y de lo que elegimos enfocarnos continuamente. Nuestra realidad actual no es el resultado de nuestras experiencias pasadas.

Es el resultado de nuestra interpretación personal de esas experiencias, específicamente de las partes de esas experiencias en las que decidimos enfocarnos más.

Nuestra realidad no siempre es la verdadera realidad porque:

  • Operamos bajo un sistema de creencias que es el resultado de nuestra interpretación de eventos pasados. Nuestras creencias determinan nuestras acciones y evitan que alcanzamos nuestro máximo potencial.
  • Agarramos solo una parte pequeña de la realidad y es en esa parte en la que enfocamos toda nuestra atención.

Recuerda que ninguna situación tiene el poder de hacerte sentir miserable si no se lo permites.

No es la situación lo que importa, y el cómo elegimos reaccionar ante ella. El lugar de ver problemas comencemos a ver oportunidades o desafíos.

Nuestra realidad solo puede existir a través de nuestros pensamientos y en lo que decidimos enfocarnos. Nuestros problemas serán tan grandes como les permitamos ser.

Algunas personas tienen mucho problema para deshacerse de sus problemas porque se han convertido en parte de su identidad, usualmente esto sucede de manera inconsciente.

Su realidad es definida por su sistema de creencias

Su sistema de creencias consiste en todas las creencias que crean su realidad subjetiva. ¿Qué es una creencia? Una creencia es algo que aceptamos como verdadero, independientemente de si es real o no.

Nuestros pensamientos nunca definen quienes somos y quieres podemos llegar a ser.

La realidad es que la mayoría de las personas no están conscientes de que no siempre nuestra mente define quienes somos.

Muchos de nuestros problemas surgen de nuestros pensamientos, porque continuamente escuchamos nuestros pensamientos negativos.

Lo que realmente importa es nuestra definición del éxito

Todos queremos ser exitosos y el éxito es un tema común en los medios. Pero ¿tomamos tiempo para definir lo que significa para nosotros el éxito? ¿En qué clase de personas nos queremos convertir?

Mi definición personal del éxito es: “Éxito es cuando trabajo para convertirme en una mejor versión de mí mismo, hacer lo que amo hacer y ofrecer mi mejor contribución al mundo.”

Necesitamos tiempo para determinar lo que el éxito significa para nosotros. No debemos permitir que la sociedad, los medios, nuestra familia o nuestros amigos lo definan por nosotros. Solo usted sabe lo que el éxito significa para usted mismo.

Todos somos responsables de todo en nuestra vida

¿Qué queremos ser, la víctima o los forjadores de nuestras vidas?

Muchos pasan por alto un factor importante de la vida: todo es cuestión de elecciones. Somos responsables de todas las áreas de nuestra vida.

¿Hemos renunciado y entregado nuestro poder?

Cada vez que fallamos en tomar responsabilidad en cualquier área de nuestra vida, renunciamos y entregamos nuestro poder a las circunstancias y a las personas que le rodean. Cada vez que hacemos el papel de víctimas nos debilitamos y limitamos nuestra habilidad para cambiar y avanzar. No tomar responsabilidad significa que nos rehusamos a reconocer que tenemos cierto control sobre casi todas las cosas que no suceden. Rehusamos buscar posibilidades para mejorar nuestra vida.

 Debemos comprometernos a tomar responsabilidad sobre nuestra vida.

Podemos convertir nuestros sueños en metas con el poder del establecimiento de objetivos

Hay 5 grandes razones por las que deber establecer metas en nuestra vida:

  1. Le da dirección al subconsciente.
  2. Empodera
  3. Contribuye a edificar una buena autoestima
  4. Cambia la realidad actual
  5. Mejora la salud

Creando Nuestro Mapa de Identidad

Nos convertimos en aquello en lo que pensamos. No importa cómo estemos hoy, podemos cambiar la atmósfera cambiando nuestras creencias. Podemos crear una identidad nueva y convertirnos en personas más confiadas, determinadas, motivadas y poderosas de lo que imaginamos. Recuerda que tenemos todo lo que necesitamos para alcanzar nuestras metas. Solo debemos remover aquellas asunciones que nos detienen y nos desmotivan.

Una vez removemos las asunciones negativas debemos construir asunciones positivas y enfocarnos en ellas cada día:

  • Tengo una gran habilidad para aprender
  • No hay límites para mi crecimiento
  • Tengo acceso a la información que necesito
  • Nunca me voy a rendir
  • Si otra gente lo ha logrado, yo también
  • Trabajaré duro conmigo mismo
  • Hay gente que está dispuesta a ayudarme
  • Mi mente es más poderosa de lo que había imaginado
  • Estoy comprometido a hacer lo que sea para alcanzar mis metas

Desarrollando las cuatro fuerzas que activan el éxito

El Éxito es una Mentalidad

El éxito es una mentalidad. Trabajar duro no es suficiente. Hasta que no desarrollemos la mentalidad requerida para alcanzar la visión, nunca convertiremos esa visión en una realidad. Para lograr resultados extraordinarios debemos desarrollar una mentalidad extraordinaria. Para poder desarrollar esa mentalidad debemos utilizar las cuatro fuerzas que activan el éxito: Responsabilidad, Creencias, Claridad y Pasión.

El Poder de la Responsabilidad

La clave para lograr cualquier cosa que queramos y hacer que el éxito no sea un accidente debemos tomar total responsabilidad sobre nuestras vidas.

Esta es definitivamente las cosas más poderosas que podemos hacer para cambiar nuestras vidas.

Las personas gustan de culpar a otros o a la mala suerte por las situaciones de sus vidas. Si bien es cierto que algunas de las situaciones que vivimos son causadas por factores externos, no debemos vivir la vida culpando a los demás sobre nuestros fracasos o errores, después de todo esos factores externos fueron escogidos por nosotros en muchas instancias.

Cuando tomamos responsabilidad de nuestra vida podremos ver a largo plazo como mejora dramáticamente nuestra vida. Nava va a cambiar ni a mejorar ni no cambiamos y mejoramos nosotros.

El Poder de las Creencias

La habilidad para creer es uno de los componentes más fundamentales del éxito. Abre la puerta a posibilidades ilimitadas y permite que cambiemos nuestros sueños y deseos en realidades. Las creencias nos permiten desarrollar nuestras destrezas, habilidades y talentos a un grado mayor.

Nuestro nivel de creencias en nosotros mismos y en nuestra visión actúa como un filtro para determinar que podemos y que no podemos hacer en la vida. La falta de creencias erosiona nuestro potencial y reduce dramáticamente lo que podemos alcanzar.

Fallar en creer en algo prácticamente remueve eso de nuestra realidad, haciéndolo casi imposible de lograr.

Debemos creer en algo antes de verlo. Podemos utilizar nuestra mente para hacer visible algo invisible. Lamentablemente muchas personas no logran alcanzar ese nivel de creencias que les permitiría transformar sus vidas.

Para tener éxito debemos aprender a desarrollar creencias sólidas en nosotros mismos y en nuestra visión. Debemos llegar al punto en el que nuestras creencias superen la falta de fe de otras personas en nosotros. Dentro de lo que sea posible debemos evitar pasar tiempo con personas negativas que no creen que podamos alcanzar el éxito. Este tipo de personas solo nos arrastrarán hacia el pozo de la mediocridad y el fracaso.

El Poder de la Claridad

Muchas personas obtienen resultados mediocres simplemente porque no saben que es lo que quieren. Viven cada día sin un objetivo claro. No tienen una meta para el año. Crear una imagen clara de su futuro ideal es imprescindible.

Una vez determinamos nuestras metas de vida, es más fácil enfocar nuestro tiempo, esfuerzo y recursos hacia el resultado deseado. Esto nos ayudará a no perder el tiempo en tareas triviales e incrementará nuestro desempeño y mejorará nuestras oportunidades de éxito.

Tomado del libro “El Éxito no es un Accidente” del Dr. Alfonso Aponte